La verdadera María de la Biblia

 

La Biblia tiene muchas cosas de grande alabanzas que reportar acerca de María, la madre de Nuestro Señor Jesucristo. Debido a tantas distorsiones y mal interpretaciones que se han hecho de ella, muchas personas que no practican el Catolicismo han tenido la oportunidad de estudiar a María con admiración. Tomemos entonces una mirada más profunda a verdadera María que presenta la Biblia. 

 

Los Hechos

  1.  Ella era una mujer muy piadosa, que fue bendecida entre todas las mujeres (Lucas 1:28, 42) exclusivamente privilegiada para dar a luz al Salvador del mundo. Ella fue escogida por Dios para dar a luz a nuestro Salvador. Ella humildemente se auto-describe como la servidora de Dios. (Lucas 1:48), que es otra manera de decir que ella era la sirvienta o esclava para el Señor. 

 

  1.  Ella estuvo dispuesta de arriesgar su propia vida con tal de obedecer los designios de Dios y aceptar se le plantara la semilla de Jesús en su vientre, porque en esos días adulterio estaba castigado con la muerte por apedreamiento (Levíticos 20:10), que hubiera sido exactamente lo que ella parecía ser culpable, aunque ella era inocente. Por lo tanto, ella estaba dispuesta a servir a Dios hasta la muerte, sin importarle el costo. 
  1.  Ella estaba dispuesta a impedir su matrimonio con José, por causa de su obediencia a Dios, que fue exactamente lo que paso, hasta que José tuvo un sueno que Dios le mando referente a esta situación. (Mateo 1:18-20). Este sueño salvó su matrimonio! 

 

  1.  Ella estaba dispuesta a ser el objeto de calumnia, chisme y mala suspicacia por todos aquellos que la vieran embarazada. Esas mentiras podrían haber sido muy destructivas inclusive para la inocencia y la conciencia de María. (Job 19:2). 
  1.  Ella era también una persona de gran fe. María seguía siendo una virgen hasta ese momento, desde el punto de vista que ella y José nunca habían tenido relación sexual hasta después de que Jesús nació. (Mateo 1:25), aun así María tuvo la fe de creer lo imposible

 

  1.  Sin lugar a duda, después de Jesús y los otros niños que María dio a luz, (José y) María criaron a sus hijos, en la fe de Dios, desde que  ellos eran devotos a sí mismos. Con José a la cabeza de la familia, María ciertamente siguió el liderazgo piadoso de José, que decididamente benefició a la familia entera (y el matrimonio). 
  1.  Después que Jesús empezó su ministerio humano a la edad de 30 anos, se reconoce a María nuevamente cuando ella le dijo a toda la gente reunida en la boda de Cana:

 

Su madre dijo a los sirvientes: --Hagan lo que él les ordene. (Juan 2:5 NVI)

En otras palabras, ella sabía que Jesús tenia las respuestas a todas los problemas la vida ofreciera. El más simple acto de obediencia se exalta en esta escena, aunque no hiciera mucho sentido en lo natural. María dirigió la gente para que escucharan y siguieran las enseñanzas de Jesús, asimismo para animarlos a tener fe en Jesús y no en sí misma. 

8.) María estaba al pie de la cruz padeciendo y simpatizando con los otros discípulos por la forma tan brutal e injusta que su primogénito había sido tratado (Lucas 2:7), pues fue el único que pago el precio por nuestra redención. Esta era una etapa muy peligrosa para estar asociado con Jesús, sin embargo ella ( y otros discípulos) estuvieron allí al pie de la cruz sufriendo sobre la crueldad y la ignorancia de la gente que lo condeno.
 
 9.) Después de la ascensión de nuestro Señor Jesucristo al cielo, ella estuvo en el cuarto superior esperando pacientemente ser llenada y recibir el poder del Espíritu Santo junto con otros 120 discípulos. Nosotros, sin embargo, nunca después  la vemos haciendo hazañas o explotando milagros en el nombre del Señor, como los otros discípulos hicieron en el libro de Actos, quienes también recibieron el poder  del Espíritu Santo al mismo tiempo que María. 

 

Otras Verdades Relacionadas con María

(A.) Mientras María fue bendecida entre las mujeres, como ya lo hemos mencionado, las Escrituras no dicen que ella fue bendecida sobre las mujeres. Más aun, siendo bendecida de esta manera no es único para ella sola. Jael es descrita en una manera similar. Nota lo siguiente: 

¡Sea Jael, esposa de Héber el quenita, la más bendita entre las mujeres, la más bendita entre las mujeres que habitan en carpas! (Jueces 5:24 NVI) 

Y hay también muchas más en la Biblia que han sido descritos como dichosos.  Uno ejemplo similar aparece en el libro de Santiago:

Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.  (Santiago 1:12 NVI)

Más aun, de acuerdo con Jesús mismo Juan el Baptista era más grande que María:

Les aseguro que entre los mortales no se ha levantado nadie más grande que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él. (Mateo 11:11 NVI) 

Además, Jesús nos dijo quien es el más grande en el reino del cielo, pero no nos dijo que era María:

Por tanto, el que se humilla como este niño será el más grande en el reino de los cielos. (Mateo 18:4 NVI)

(B.) Mientras es ciertamente verdadero que Jesús hizo lo que su madre le pedía en Cana, es también verdad que el Señor igualmente obedeció los deseos de otros en ciertos momentos, que también resulto en Milagros:

Mientras él les decía esto, un dirigente judío llegó, se arrodilló delante de él y le dijo: --Mi hija acaba de morir. Pero ven y pon tu mano sobre ella, y vivirá. Jesús se levantó y fue con él, acompañado de sus discípulos. Pero cuando se les hizo salir, entró él, tomó de la mano a la niña, y ésta se levantó. (Mateo 9:18, 19, 25 NVI)

Por lo tanto, en la luz de este pasaje, el milagro de la boda de Cana ha sido mal usado y distorsionado para ensenar que nosotros podemos pedir a María que en una forma muy particular para mover la mano de nuestro Señor a nuestro favor – con el significado que solo ella tiene una habilidad especial basado en su relación tan cercana a nuestro Señor para hacer esto. La verdad es: María no tiene ninguna influencia especial en el Señor Jesucristo para influenciarlo a actuar en cierta forma. 

 

El Señor Rechaza a María

También recuerden que por lo menos en una oportunidad, el Señor declino el pedido de María de hablar con el: 

Mientras Jesús le hablaba a la multitud, se presentaron su madre y sus hermanos. Se quedaron afuera, y deseaban hablar con él. Alguien le dijo: --Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren hablar contigo.  ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? --replicó Jesús. Señalando a sus discípulos, añadió: --Aquí tienen a mi madre y a mis hermanos. Pues mi hermano, mi hermana y mi madre son los que hacen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. (Mateo 12:46-50 NVI)

(C.) Mientras que María ciertamente era una  madre y esposa devota, esto no significa que ella era una madre perfecta. Evidencia de esto aparece cuando ella y José regresaban de Jerusalem después del Passover, se ve su negligencia de cuidar a Jesús. Ella no se dio cuenta que el niño Jesús (sólo tenía 12 años de edad) no estaba con ellos sino después de que pasara un día completo:

Ellos, pensando que él estaba entre el grupo de viajeros, hicieron un día de camino mientras lo buscaban entre los parientes y conocidos. (Lucas 2:44 NVI)

Por lo mismo que José y María viajaron por un día entero antes de que ellos descubrieran que Jesús no estaba con ellos, les tomo otro día más regresar a Jerusalem, lo que significa que Jesús se quedo solo sin ningún aparente lugar donde dormir o donde comer durante estos dos días.

Como podría ser de que María (y José) se olvidaran acerca de Jesús cuando ellos estaban regresando a su casa desde un lugar tan lejano, especialmente si el era su único hijo? Podría ser esto posible para una pareja que solo tenían un hijo? Por otro lado, la Escritura demuestra que Jesús tenía varios hermanos y hermanas en su familia, mientras que el seguía siendo el primogénito (y el mayor).  Una razón posible por la que José y María tuvieran este descuido podría haber sido que ellos estuvieron ocupados atendiendo las necesidades de los otros niños, que eran más jóvenes y mucho más dependientes que Jesús. Cualquiera que hubiera sido la razón, ellos estaban tan preocupados que se descuidaron en chequear la salud y el bienestar del niño Jesús. 

 

El Dilema Católico

(D.) Para el Cristiano rechazar la virginidad perpetua de María, como los Católicos ensenan, no es realmente un insulto a ella. De hecho, para una mujer casada (incluyendo a María) mantenerse una virgen después de haber sido casada en matrimonio, no es bíblico. 

Pero en vista de tanta inmoralidad, cada hombre debe tener su propia esposa, y cada mujer su propio esposo. El hombre debe cumplir su deber conyugar con su esposa, e igualmente la mujer con su esposo. La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa. (1Corintios 7:2-4 NVI)

¿Ahora como negar el devoto Católico la santidad de María, porque ella violo este mandamiento por unirse sexualmente con José o repudiar su virginidad perpetua, como el Catolicismo declara? Este es una parte muy pequeña del problema que el Catolicismo ha creado por si mismo yendo más allá que la Escritura creando una María que no existe y es confiada por salvación y de liberación. Nuevamente, la evidencia presentada que la María de los Católicos no es la María de la Biblia, pero una distorsión peligrosa que ha guiado a multitudes hacia la idolatría y una falsa esperanza de salvación. 

(E.) Aunque María tuvo una gran fe de creer que ella podría salir embarazada mientras aun ser una virgen, esto no significa que otros no tuvieran fe más grande que ella tuvo. De hecho, muchos han sido nombrados en el capítulo de fe (Hebreos 11) como ejemplos de fe, sin embargo María no está incluida en esta lista. 

(F.) Mientras María tenía una sabiduría divina esto no significa que ella no hubiera podido ser engañada. Esto es aparente cuando ella realmente pensó que Jesús estaba demente en el periodo de su ministerio: 

Cuando se enteraron sus parientes, salieron a hacerse cargo de él, porque decían: "Está fuera de sí." Los maestros de la ley que habían llegado de Jerusalén decían: "¡Está poseído por Beelzebú! Expulsa a los demonios por medio del príncipe de los demonios." Entonces Jesús los llamó y les habló en parábolas: "¿Cómo puede Satanás expulsar a Satanás? Si un reino está dividido contra sí mismo, ese reino no puede mantenerse en pie. Y si una familia está dividida contra sí misma, esa familia no puede mantenerse en pie. Igualmente, si Satanás se levanta contra sí mismo y se divide, no puede mantenerse en pie, sino que ha llegado su fin. Ahora bien, nadie puede entrar en la casa de alguien fuerte y arrebatarle sus bienes a menos que primero lo ate. Sólo entonces podrá robar su casa. Les aseguro que todos los pecados y blasfemias se les perdonarán a todos por igual, excepto a quien blasfeme contra el Espíritu Santo. Éste no tendrá perdón jamás; es culpable de un pecado eterno." Es que ellos habían dicho: "Tiene un espíritu maligno." En eso llegaron la madre y los hermanos de Jesús. Se quedaron afuera y enviaron a alguien a llamarlo, pues había mucha gente sentada alrededor de él. --Mira, tu madre y tus hermanos* están afuera y te buscan --le dijeron. --¿Quiénes son mi madre y mis hermanos? --replicó Jesús. Luego echó una mirada a los que estaban sentados alrededor de él y añadió: --Aquí tienen a mi madre y a mis hermanos. Cualquiera que hace la voluntad de Dios es mi hermano, mi hermana y mi madre.  De nuevo comenzó Jesús a enseñar a la orilla del lago. La multitud que se reunió para verlo era tan grande que él subió y se sentó en una barca que estaba en el lago, mientras toda la gente se quedaba en la playa. (Marcos 3:21- 4:1 NVI)

Este es otro pasaje donde demuestra que el Señor se niega a responder al pedido de María. Más aun, Jesús pone a cualquier persona que hace la voluntad de Dios al mismo nivel que María, como es aparente en este pasaje. María no es superior a ninguna persona, de acuerdo con Jesús mismo.  Es un hecho, que el Señor nos hubiera hecho saber que María NO tenía un rol especial  o una bendición sobre ella por el hecho de que ella dio a luz a Jesús: 

Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer de entre la multitud exclamó: --¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó! --Dichosos más bien --contestó Jesús-- los que oyen la palabra de Dios y la obedecen. (Lucas 11:27, 28 NVI)

Noten: Jesús públicamente rechazo a la mujer que alabo a María porque ella diera a luz a Jesús y fue a decir quiénes son la gente realmente benditos – aquellos que escuchan la palabra de Dios y la obedecen.  

 

 

Una Mirada más a la María de la Biblia

Jesús llamó a María mujer (Juan 2:4; 19:26) la misma palabra Griega el usó en otro tiempo por otras mujeres sin ningún lazo especial a él: 

Lucas 13:12 NVI  Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: --Mujer, quedas libre de tu enfermedad.

Mateo 15:28 NVI  --¡Mujer, qué grande es tu fe! --contestó Jesús--. Que se cumpla lo que quieres. Y desde ese mismo momento quedó sana su hija.

Llamado a María por ese mismo término que otras también fueron llamadas, el Señor demostró que el no fue dispuesto en forma favorable hacia su madre de la manera que el Catolicismo declara que el era. Jesús honraba a su madre, pero no como el Catolicismo lo presenta, y todos los discípulos del Señor están al mismo nivel que ella, de acuerdo con el mismo Jesús (Mateo 12:49, 50; Lucas 11:27, 28). 

Finalmente, por favor recuerden después de la ascensión de Jesús en Apocalipsis 1 el no era un bebe o un niño y María no estaba con él. Nunca María fue presentada como una Reina en el libro de Apocalipsis.

 

Conclusión

Nosotros sabemos que la María de la Biblia era muy devota a nuestro Señor, dispuesta a arriesgar su vida a si mismo, también su futuro matrimonio y ser el objeto de desprecio y chisme con tal de obedecer a Dios. Ella también tuvo fe para creer en lo imposible, someterse a su esposo en el Señor, criar a sus hijos en la verdad del Señor, dirigir  la gente al Señor y sus enseñanzas en vez de a su misma. Ella sufrió al pie la cruz por la manera de que Jesús fue tratado mientras él estaba muriendo, y espero pacientemente en el cuarto superior por el Espíritu Santo junto con otros 120 personas. Sin embargo todo esto es solo una pequeña parte de la gran pintura que tenemos de ella. Con solo las verdades, y con la exclusión de otras, al magnificar desvían las preciosas almas hacia la idolatría y un plan falso de salvación. Esto es lo que el Catolicismo ha hecho aparte de ir más lejos usando otros medios fuera de la Biblia en su exageración acerca de María. 

Estas Escrituras adicionales acerca de María han sido suprimidas e ignoradas por muchos que la han exaltado como la coronada Reina del Universo. Solo porque María fue escogida sobre otras mujeres para dar a luz a Jesús no justifica su elevación al lugar donde ella pueda tener un rol en nuestra salvación o siquiera pensar que ella has sido especialmente bendecida (Lucas 11:27, 28). De hecho, que poner cualquier confianza en María por nuestra salvación es desobedecer muchos mandatos de las escrituras que nos exigen poner nuestra confianza solo en Jesús. Por lo tanto, si uno no está poniendo su fe sometida a nuestro Señor Jesús, entonces aquel esta sin salvación y se encuentra desobedeciendo a Dios. Es por esto que esta información es tan importante. La evidencia es demasiado claro que las multitudes de católicos sinceros han sido mal guiados por sus propios jefes Espirituales, pasado y presente, referente a la salvación

Aunque María es la figura central en el Catolicismo, existe mucha más información en la palabra de Dios acerca de otros sirvientes de Dios, tal como Moisés, Abrahán, el apóstol Pablo, etc. No como los otros, ella nunca escribió ningún libro en la Biblia y tampoco murió como los mártires de la fe. Además, absolutamente no hay ninguna escritura que diga que nosotros tenemos que ir a María para llegar a Jesús, o que ella es co-redentora, o que nosotros debemos de alzar nuestras oraciones hacia ella, tenerle confianza, o venerarla. Catolicismo ha magnificado la persona de María en una multitud de maneras no bíblicas. La verdadera María es la hermana Cristiana, no su madre.