Declaraciones de los líderes mundiales sobre Juan Pablo II

«Un buen padre para todos nosotros» - NO LLAMEIS PADRE A NINGUN HOMBRE EN LA TIERRA- Mateo 23:9

ROMA, sábado, 16 abril 2005 ( ZENIT.org ).- En los últimos días, no han dejado de llegar alabanzas a Juan Pablo II desde todos los rincones del mundo, incluyendo al mundo de la política. A continuación algunas declaraciones de líderes mundiales sobre el (anti) último Papa.

* * *
Carlo Azeglio Ciampi, presidente de la República Italiana

«Nos ha transmitido a todos nosotros esperanza y confianza. Ha esculpido las conciencias con los valores que dan sentido y dignidad a las vidas de las personas y de la sociedad humana. Juan Pablo II ha creído en la fuerza del espíritu y ha dado testimonio, con su indómito coraje y su serenidad en el sufrimiento, de la fortaleza que permite afrontar cualquier obstáculo, trabajar para el bien en cualquier circunstancia. Continuará viviendo en nuestros corazones, en nuestro reconocimiento por su testimonio, por su ejemplo. Ha sido un verdadero apóstol de paz en el mundo entero. Italia, Roma – su diócesis que se está congregando en la Plaza de San Pedro – lloran la pérdida de un padre, de una persona amada».

* * *

Aleksander Kwasnievski, presidente de Polonia

«Un gran Papa – nuestro paisano más excepcional, el Santo Padre, un buen padre para todos nosotros, creyentes y no creyentes, seguidores de diferentes religiones – que ya no está».

* * *
Juan Carlos I, Rey de España

«Rendimos homenaje a la memoria del Santísimo Padre el Papa Juan Pablo II por su abnegado servicio a la cristiandad. Y su infatigable labor a favor de la paz, la justicia y la dignidad humana. En estos momentos de gran tristeza, tampoco podemos olvidar su especial afecto y dedicación hacia España, con el recuerdo imborrable de sus cinco visitas pastorales, así como las reiteradas muestras de consuelo y aliento que siempre tuvo con nuestro país en los momentos más duros y también en los más felices».

* * *

Ricardo Lagos, presidente de la República de Chile

Su largo pontificado, rico en sabiduría y enseñanzas, es apreciado y valorado por todos los chilenos. Particular gratitud tenemos por su oportuna y sabia mediación en el diferendo que tuvimos con el hermano pueblo argentino, resuelto con su paciencia e inteligencia en el Tratado firmado en 1984. Nuestra memoria recuerda también con especial agradecimiento su visita pastoral efectuada en abril de 1987 que tanto bien hizo a nuestra patria.

* * *

George W. Bush, presidente de los Estados Unidos

«El Papa Juan Pablo II ha sido una inspiración para millones de americanos, y para muchos más en todo el mundo. Siempre recordaremos al sacerdote humilde, sabio y audaz que se convirtió en uno de los grandes líderes morales de la historia. Agradecemos a Dios que nos enviara a tal hombre, un hijo de Polonia, que se convirtió en Obispo de Roma, y un héroe para todos las épocas».

* * *

Gerhard Schröder, canciller alemán.

El Papa ha «influido en la integración pacífica de Europa de muchas formas. Por sus esfuerzos y por su impresionante personalidad, ha cambiado nuestro mundo».

* * *

Lech Walesa, antiguo presidente polaco y líder de Solidaridad

«Creo que tardaremos en descubrir cuánto ha trabajado y ha luchado el Santo Padre por nosotros. Nos ha hablado a través de su enfermedad y de su sufrimiento puesto al servicio del verdadero fin. Sin él no se habría terminado el comunismo o al menos – si hubiera ocurrido – habría sido más tarde y su fin habría sido sangriento».

* * *

Shimon Peres, vice premier de Israel

El Papa «encarnó lo mejor que está dentro de toda la humanidad así como lo que es más común a ella... Sus acciones y declaraciones transformaron las relaciones entre la fe católica y la fe judía, y tuvieron un impacto fundamental en la lucha contra el antisemitismo».

* * *

Mahmoud Abbas, líder palestino

«Lo echaremos de menos como una distinguida personalidad religiosa, que dedicó su vida a defender los valores de la paz, la libertad y la igualdad».

* * *

Fidel Castro, presidente de Cuba

«La humanidad guardará un emotivo recuerdo de la incansable labor de Su Santidad Juan Pablo II a favor de la paz, la justicia y la solidaridad entre los pueblos».

* * *
Mohammad Khatami, presidente de Irán

«Con gran tristeza hemos conocido la muerte del líder de los católicos del mundo, Su Santidad Juan Pablo II, que siguió los tres caminos, el del saber religioso, el del pensamiento filosófico y el de la creatividad poética y artística».

* * *

Kofi Annan, Secretario General de Naciones Unidas

«A parte de su papel como guía espiritual de más de 1.000 millones de hombres, mujeres y niños, ha sido un incansable defensor de la paz, un verdadero pionero del diálogo interreligioso y una sólida fuerza de auto evaluación crítica de la Iglesia misma».

* * *



Gloria Arroyo, presidenta de Filipinas

«Ha sido un santo campeón de la familia filipina y de los valores cristianos profundos que hacen que cada uno de nosotros contemplemos... lo que es justo, moral y sagrado en la vida».

* * *

Vicente Fox, presidente de México

«Juan Pablo II fue un hombre excepcional, su legado trascenderá las generaciones».

* * *

Jacques Chirac, presidente de Francia.

(La historia) «conservará la impronta y la memoria de este soberano pontífice excepcional, cuyo carisma, convicción y compasión llevaron el mensaje evangélico con una resonancia sin precedentes a la escena internacional».

* * *

Tony Blair, primer ministro del Reino Unido

«El mundo ha perdido a un líder religioso que fue venerado por las personas de todos los credos y de ninguno. Ha sido una inspiración, un hombre de extraordinaria fe, dignidad y coraje».

* * *

Mary McAleese, presidenta de Irlanda

«Su confianza en el futuro, su compromiso nunca puesto en entredicho por el valor de cada vida humana y su testimonio bajo el peso del sufrimiento personal han constituido un signo de gran valor en la edad moderna».

* * *

Levy Mwanawasa, presidente de Zambia

«Al Santo Padre que parte, le digo que creemos que no es tu deseo que te lloremos en nuestra pena sino que celebremos los logros que humildemente hiciste para ponerlos por obra y emular tu vida. Pero si ves lágrimas cayendo de nuestros ojos, es porque no podemos soportar la despedida del padre querido».

* * *

Armando Guebuza, presidente de Mozambique

El presidente mozambiqueño Armando Guebuza describió la muerte de Juan Pablo II como una «pérdida irreemplazable» para el pueblo mozambiqueño, por su «incansable colaboración y dedicación a la promoción del desarrollo humano y social».

* * *

Avul Pakir Jainulabdeen Abdul Kalam, presidente de la India

«El fallecimiento de Su Santidad, el Papa Juan Pablo II, ha sido recibido con profunda conmoción y dolor por el pueblo de la India que le consideraba un campeón de la paz y armonía mundiales. La suya era una voz entrañable de la razón contra todas las formas de intolerancia, inhumanidad e injusticia. Sus incesantes esfuerzos para defender la causa de los valores humanos serán siempre recordados como una faro de esperanza contra los desafíos desalentadores del mundo de hoy».

* * *

Álvaro Uribe, presidente de Colombia

«Las nuevas generaciones que no han conocido sino a un Pontífice, que hoy experimentan su partida, tienen en Su Santidad un modelo para la democracia, la solidaridad, la lucha sin claudicaciones. Un modelo artillado de paz y amor, sin exclusiones y sin odios».

* * *



John Howard, primer ministro de Australia

«El Papa ha sido un líder inspirador no sólo para los 1.000 millones de católicos del mundo sino que también fue un ejemplo de vida cristiana para todos los cristianos».

* * *



Luiz Inacio Lula da Silva, presidente de Brasil

«La muerte del Papa Juan Pablo II entristece profundamente al pueblo brasileño. Sus tres visitas a Brasil son todavía recordadas con vívida emoción... Brasil se siente afligido por la pérdida de uno de los hombres que han marcado positivamente el curso de la historia contemporánea».

* * *



Mijaíl Gorbachov, antiguo presidente soviético

«Lloro su pérdida. Sabíamos que ocurriría esto. Qué podemos decir – debe haber sido la voluntad de Dios. Actuaba realmente con valor. Su dedicación a sus seguidores es un ejemplo memorable para todos nosotros».

* * *



José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea

«Los europeos nunca olvidarán su lucha por la paz y la dignidad humana».

* * *



General Musharraf, presidente de Pakistán

«El Papa ha rendido increíbles servicios a la paz, ha unido más a personas que pertenecían a diferentes credos».

* * *



Olusegun Obasanjo, presidente de Nigeria

«El Papa Juan Pablo II no ha sido sólo el líder de los católicos del mundo, incluyendo Nigeria, sino que también ha mostrado compromiso y coraje en su búsqueda de la tolerancia mutua, la armonía y la unidad entre las religiones del mundo».

* * *



Vaclav Klaus, presidente de la República Checa

«Considero que Juan Pablo II es una de las figuras más excepcionales de todo el siglo XX. Ha sido un hombre sabio y sensible, que dedicó su vida entera a los ideales de amor al hombres, a los ideales de la bondad humana, de la humildad, de la ayuda a los débiles, de la paz, de a libertad humana, de la dignidad y de la responsabilidad. Ha influido de manera fundamental en la lucha por la democracia en los países del bloque comunista y ha sido también mérito suyo el que estos países vivan otra vez en libertad».

* * *



Lucio Gutiérrez Borbúa, presidente constitucional de la República del Ecuador

Su Santidad Juan Pablo II no sólo fue un admirable Vicario de Cristo en la tierra, sino un extraordinario líder mundial, que ha marcado un hito imperecedero en la historia y que con su sabiduría e inspiración divina supo guiar a la humanidad en momentos de trascendentales cambios y renovaciones.
ZS05041601

TOP


Declaraciones de los líderes de la Iglesia sobre Juan Pablo II
«El más digno sucesor del humilde pescador de Galilea»

ROMA, sábado, 16 abril 2005 ( ZENIT.org ).- En los últimos días, no han dejado de llegar alabanzas a Juan Pablo II desde todos los rincones del mundo. A continuación algunas declaraciones de líderes de la Iglesia católica sobre el último Papa.

* * *



Mons. Sean O'Malley, arzobispo de Boston

«En el Año Santo del 2000, el Santo Padre nos llamó a todos a que ‘abriéramos de par en par las puertas a Cristo' para seguir a Cristo no por obligación sino por amor. La vida del Papa Juan Pablo II reflejó esta llamada puesto que cada día se abrió a sí mismo para ser un instrumento de la verdad sin complejos sobre los temas morales y éticos que afronta nuestra cultura. Ruego al Señor que conceda gracia sobre gracia a su fiel siervo y lo acoja en la luz y en la paz eterna del reino celestial de Dios».

* * *



Cardenal Edward Egan, arzobispo de Nueva York

«Llevó el Evangelio a todos los rincones del mundo, proclamando la dignidad de todo ser humano, los derechos del pobre, y los males de la guerra ‘a tiempo y a destiempo'. En resumen, ha sido el más digno sucesor del humilde pescador de Galilea sobre el que el Señor construyó su Iglesia».

* * *



Cardenal Francis George, arzobispo de Chicago

«La autoridad moral viene del cargo, pero también del carácter. Karol Wojtyla fue un superviviente de la Polonia ocupada por los nazis y de su siguiente gobierno comunista. Fue un deportista, un actor, un filósofo, y poeta. Todo esto capturó la imaginación de la gente de una manera novelesca, y usó todo lo que era para dirigir la atención más allá de él hacia Aquel, cuyo vicario era. En los últimos años, condujo la atención hacia Cristo por su fortaleza pública en sus sufrimientos, que le conformaron a él personalmente siempre más cerca de Cristo».

* * *



Mons. Charles Chaput, arzobispo de Denver

«El Papa Juan Pablo II encarnó las mayores cualidades del Concilio Vaticano II: una profunda fidelidad a Jesucristo y su Evangelio; una profunda confianza y alegría en la fe católica; una apertura al bien del mundo; amor fraternal a los demás cristianos y al pueblo judío; y respeto por todas las personas de buena voluntad. Conoció el sufrimiento personal a lo largo de su vida. Experimentó de primera mano el coste de la guerra, del genocidio y de la opresión política. Estas cosas nunca dañaron su fe. Hicieron lo contrario. Le condujeron más profundamente al corazón de Dios».

* * *



Cardenal Justin Rigali, arzobispo de Filadelfia

«Recibí con profunda tristeza la noticia del fallecimiento de Juan Pablo II. También con gratitud a Dios por el don del Santo Padre. Seguramente que será recordado como el mayor líder espiritual de nuestro tiempo. Su vida entera ha sido un ejemplo de cómo vivir nuestra fe, de cómo dar testimonio del amor de Nuestro Señor Jesucristo. El Santo Padre se dio completamente al servicio de Jesús y de la Iglesia universal. En sus últimos años, sufrió de muchas dolencias físicas pero nunca permitió que estos dolores y problemas pesaran sobre su espíritu; su sufrimiento fue su regalo final. Fue un ejemplo para todos nosotros del valor de la vida humana en cualquier etapa de su existencia».

* * *

Mons. Brendan O'Brien, presidente de la Conferencia Episcopal Canadiense

«Tanto con su palabra como con su ejemplo enseñó la fuerza de la fe, el poder de la oración, la necesidad de perdonar, y el imperativo de servir a los pobres y oprimidos del mundo. Sus enseñanzas seguirán guiando a la Iglesia en los años venideros en su misión de proclamar el Reino de Dios».

* * *



Caritas Internationalis

«A través de su vida, el Papa Juan Pablo II respondió con compasión a los problemas del mundo, y nos inspiró con su dedicación a las personas que servimos – los pobres, los hambrientos, los desplazados y todos los que lloran por la justicia y por que termine su sufrimiento. Sus palabras embellecen las paredes de los museos y de las chabolas, inspirando a ricos y pobres con su mensaje de esperanza.»

* * *



Cardenal George Pell, arzobispo de Sydney

«Ha sido un genuino hombre de espíritu, un verdadero sacerdote. Su ejemplo y enseñanza ha animado a los católicos ortodoxos de todas partes a perseverar. Puedo atestiguarlo personalmente. Ha inspirado a miles, quizá a decenas de miles, al sacerdocio y a la vida religiosa».

«Ha estabilizado la nave incluso en Occidente. Si muchos todavía estaban resueltos a ser indecisos, decididos sólo a dejarse a la deriva, no ha habido duda alguna de quién estaba al mando. Nunca le faltó coraje y el coraje es contagioso. La historia lo conocerá como Juan Pablo el Grande. Se ha ganado esa distinción».

* * *



Cardenal Cormac Murphy-O'Connor, arzobispo de Westminster

«Hemos perdido a un gran líder de nuestro mundo moderno. Juan Pablo II ha sido un hombre extraordinario, uno de los más grandes papas de los 2000 años de historia de la Iglesia. Le recordaremos por su incansable testimonio de la esperanza, de la libertad y de la dignidad de la vida humana. Le recordaremos por su coraje en cruzar las fronteras de la raza, la religión y la ideología; le recordaremos por sus energía, así como por su resistencia valerosa al sufrimiento físico hasta el fin».

«Juan Pablo II ha sido siempre consciente del drama de la salvación humana; nos recordó, incansable, nuestro destino eterno. Demostró, en su propia vida, cómo los seres humanos llegan a alcanzar su máxima grandeza y libertad cuando son más obedientes a la voluntad de Dios. Ha sido una luz que se quemaba más cuanto más profunda era la oscuridad. La Iglesia notará su pérdida. El mundo notará su pérdida. Yo notaré su pérdida».

* * *



Mons. Sean Brady, arzobispo de Armagh y primado de Irlanda

«Ha sido un hombre de nuestro tiempo, pero sin temor a desafiar la cultura y los valores de nuestra época. Él le dio razones para vivir y razones para la esperanza. Estaba adelantado a nuestro tiempo en su mensaje de solidaridad global, su visión de una civilización del amor entre todas las personas y naciones del mundo, en su respeto por la persona humana y, hasta el mismo momento de su muerte, en su poderoso testimonio del Evangelio de la vida. Fue en todos los sentidos un testigo de esperanza y un campeón de la vida».

«El profundo sentido de paz y serenidad, que le acompañó hasta la muerte, estaba con razón enraizado en su vida de oración y contemplación frecuentes, especialmente en su oración ante el santísimo sacramento. Su profunda e íntima relación con Cristo fue la fuente de su gran calma y coraje ante los mayores desafíos, y no menos ante los desafíos físicos de sus últimos años. Solía repetir las palabras de Jesús, ‘No tengáis miedo'».

* * *



Conferencia Episcopal Italiana

«Pedimos a todos que se unan en oración para que el Papa, que desde el inicio de su pontificado nos invitaba a abrir las puertas a Cristo, pueda ahora recibir el abrazo de Él, el Señor de la Vida, que él anunció de modo tan infatigable a todos los hombres en todos los rincones de la Tierra. Que nuestra oración se convierta también en una expresión de gratitud a Dios, por el extraordinario don que ha hecho a la Iglesia y al mundo a través de la persona y las enseñanzas de Juan Pablo II».

* * *



Conferencia Episcopal Española

«Todos le debemos honda gratitud por su entrega fiel y sin reservas a la causa del Evangelio y a la misión recibida del Señor de confirmar en la fe a sus hermanos. La abnegación de su servicio apostólico ha quedado aún más patente, si cabe, en su sufrimiento y su enfermedad. Hoy los católicos de todo el mundo, gracias a su ministerio, nos sentimos más firmes en la fe en Jesucristo, más animados por la esperanza de la Gloria y más resueltos a la caridad que nos hace hijos de Dios y hermanos de todos los hombres».

* * *



Consejo de Conferencias Episcopales de Europa

«Como el Siervo de los siervos de Dios, el Papa Juan Pablo II ha sido un papa de visión universal en sus escritos y en su pastoral. Ha sido un Papa para el mundo globalizado; ha proclamado el mensaje universal de Cristo como fuente de verdadera esperanza para la humanidad. Su visión de la dignidad humana – enraizada en la persona de Jesucristo, en quien Dios vivió, sufrió, murió y resucitó de la muerte – está inextricablemente unida al bien común de toda la humanidad. A través de su visión buscó construir puentes entre las personas de todas partes. Se esmeró especialmente en profundizar la comprensión ecuménica entre las confesiones cristianas, así como en promover y consolidar las relaciones interconfesionales».

* * *



Conferencia Episcopal Mexicana

«Los Obispos de México experimentamos con toda la Iglesia Universal, un profundo dolor por la partida del Santo Padre. Sin embargo, desde la fe proclamamos con gozo el paso feliz a los brazos de Dios. También nos sentimos plenamente agradecidos por el tesoro de gracia de este gran Pastor, quien desde su primera visita a nuestro país, desencadenó un proceso de dinamismo pastoral que nos ha fortalecido enormemente».

* * *



Cardenal Jaime Sin, arzobispo emérito de Manila, Filipinas

«La Iglesia ha perdido un Padre y un Pastor y yo también he perdido a un hermano y a un buen amigo».

* * *



Mons. Evarist Pinto, arzobispo de Karachi, Pakistán

El Pontífice ha sido «un padre querido y un pastor de corazón bueno, un líder carismático y dinámico, un campeón de la justicia y los derechos humanos, el defensor del pobre y del oprimido».

* * *



Mons Joseph Zen, obispo de Hong Kong

«Adiós a un gran y querido líder espiritual mundial. Dar testimonio de la verdad es la misión fundamental de la Iglesia... el Santo Padre predicó con coraje el Evangelio de la vida, poniendo énfasis en la sacralidad del matrimonio y en la importancia de la familia. Defendió toda vida humana desde la concepción hasta su muerte natural. Mis sentimientos en estos momentos son de profunda gratitud y alabanza al Señor. Ha hecho maravillas a través de este Papa venido de la lejana Polonia. Es cierto que una de sus lamentaciones ha sido no haber tenido oportunidad de visitar China...»

«Querido Santo Padre, ahora que estás con el Padre en los cielos, bendice a tu rebaño en China. Haz que el sufrimiento de tu lecho de muerte complete tus oraciones y obtén la gracia de que el pueblo chino pueda un día conocer a Jesucristo y se convierta a Dios».

* * *



Cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana

«Éste es el hombre que ha cargado con el peso moral del mundo durante 26 año... convirtiéndose en la única referencia moral de la humanidad en los últimos años de guerras y dificultades».

* * *



Conferencia Episcopal Sudafricana

«Con gran tristeza lloramos la muerte de Juan Pablo II, mientras agradecemos profundamente los muchos resultados que el Señor nuestro Dios ha obtenido a través de sus esfuerzos incansables por acercar a las personas a Dios y a los demás».

* * *



Gregorio III Lahham, patriarca melquita griego de Damasco

«El Pontífice ha sido un ‘nuevo Juan el Bautista' porque como el primero ha sido una voz que grita en el desierto para preparar los caminos del Señor; limpió la hipocresía y el pecado ante el Señor Resucitado».
ZS05041602

TOP


Declaraciones de los líderes de otros credos sobre Juan Pablo II
«Un extraordinario ‘sermón vivido' para el tiempo pascual»

ROMA, ROMA, sábado, 16 abril 2005 ( ZENIT.org ).- Los reconocimientos a Juan Pablo II han venido de muchos no católicos, como muestran los siguiente ejemplos.

* * *



Rabí Marvin Hier, fundador del Centro Simon Wiesenthal de Los Ángeles

«Ningún Papa ha hecho más por los judíos».

* * *



Comité de Rabinos de Nueva York

«Recordaremos cariñosamente sus históricas visitas a la Gran Sinagoga de Roma, al campo de concentración de Auschwitz (Polonia) y al Muro Occidental de Jerusalén, así como el que estuviera con nosotros en solidaridad espiritual. Al declarar el antisemitismo un pecado contra Dios y la humanidad, el Papa recordó en repetidas ocasiones al mundo que no podemos volver nunca a permanecer en silencio mientras perecen personas por su raza o religión».

* * *



Rowan Williams, arzobispo anglicano de Canterbury

«Creo que en estos días pasados, hemos visto un extraordinario ‘sermón vivido' para el tiempo de Pascua, sobre cómo afrontar la muerte con honestidad y coraje; afrontar la muerte en la esperanza de una relación que no se rompe por la muerte sino que continúa más allá de ella. El Papa Juan Pablo II mostró su carácter en la forma en que afrontó su muerte; claramente frustrado, claramente sufriendo, y sin embargo aceptando todo; haciendo frente a sus fragilidades y permaneciendo valeroso y esperanzado. Siento que hay una cierta coincidencia en el hecho de que muriera en el Tiempo Pascual – un tiempo del año eclesiástico que significó mucho para él. Ha sido un tiempo en el que ha sido capaz de dar un mensaje al todo el mundo cristiano, y de hecho a todo el mundo, que no será olvidado fácilmente».

* * *



Billy Graham, evangelista de Estados Unidos

El Papa Juan Pablo II ha sido «incuestionablemente la voz más influyente para la moralidad y la paz del mundo durante los últimos 100 años. Estaba convencido de que los complejos problemas de nuestro mundo son en última instancia de naturaleza moral y espiritual, y de que sólo Cristo puede liberarnos de las cadenas del pecado, de la avaricia y de la violencia».

* * *



Mark Hanson, presidente de la Federación Luterana Mundial

«Los luteranos recordarán siempre a Juan Pablo II como el Papa que fomentó un crecimiento sin precedentes de las relaciones entre luteranos y católicos romanos. Curando las heridas causadas durante el siglo XVI, la Reforma adquirió un nuevo significado cuando se firmó en 1999 la Declaración Conjunta sobre la Doctrina de la Justificación. Vivimos en una nueva esperanza de que el Espíritu de Cristo Vivo continuará aquella labor y nos conducirá a una relación más fuerte entre los dos cuerpos eclesiales».

* * *



Richard Land, presidente de la Comisión Baptista del Sur de Ética y Libertad Religiosa

«Reunió a las naciones cautivas de la Europa del Este para arrojar el yugo del comunismo soviético. Además, se presentó como uno de los más elocuentes portavoces en cualquier parte del mundo de la libertad religiosa para todos los seres humanos como un derecho universal, y de la santidad de toda vida humana desde la concepción hasta la muerte natural en todas partes».

* * *



Reverendo Frank Griswold, líder de la Iglesia episcopaliana de Estados Unidos

«Como el cabeza de familia del Evangelio, fue capaz de sacar del tesoro de sus propias cosas ‘tanto nuevas como antiguas' de su espíritu profundo. Su voz y su autoridad moral han dado inspiración y esperanza a millones más allá de la Iglesia católica romana. Su compromiso por la unidad de la Iglesia se expresaba en su buena voluntad personal de encontrarse con representantes de otras comunidades religiosas e invitar a quienes estaban fuera de su propia tradición a reflexionar sobre cómo el ministerio de Obispo de Roma puede ser de un mayor servicio tanto a la causa de la unidad cristiana como al bienestar del mundo».

* * *



Ted Haggard, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos

«El Papa Juan Pablo II ha estado firmemente con nosotros en todo el mundo libre defendiendo el matrimonio heterosexual monógamo y defendiendo el hecho de que un feto es un ser humano».

* * *



El Dalai Lama

«A pesar de su avanzada edad y su declive de salud física, sus esfuerzos implacables para visitar diferentes partes del mundo y encontrarse con las personas que vivían allí, para promover la armonía y los valores espirituales, han ejemplificado no sólo su profunda preocupación sino también el coraje que le llevó a cumplirlo».

* * *



Patriarca Alexis II, líder de la Iglesia ortodoxa rusa

«El Papa Juan Pablo personalmente, y sus obras e ideas, han tenido un fuerte impacto en el mundo».

* * *



Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, «primus inter pares» entre los jefes cristianos ortodoxos del mundo

«El Papa Juan Pablo II previó la restauración de la unidad de los cristianos y trabajó por su realización».

* * *



Metropolitano ortodoxo Kirill de Smolensko y Kaliningrado, jefe del departamento para las relaciones externas de la Iglesia del Patriarcado de Moscú

«Los últimos días de Juan Pablo II estuvieron marcados por las cualidades, que le han ganado el respeto de todo el mundo. Aguantó sus sufrimientos con fe firme, haciendo que millones de personas admiraran su coraje. Espero sinceramente que su memoria sirva a la causa de la construcción de unas buenas relaciones entre nuestras Iglesias y sea un compromiso para superar las actuales dificultades. Ruego al Señor Jesucristo por el descanso del alma de Su Santidad el Papa Juan Pablo II».

* * *



Papa Shenouda III, Iglesia copta

«Quisiera extenderos mis más cordiales simpatías por la muerte de Su Santidad el Papa Juan Pablo II tras haber guiado a la Iglesia durante 26 años. Durante este periodo fue muy respetado y honrado por las personas de todo el mundo. También fue altamente elogiado por sus cualidades personales y su participación en la labor ecuménica y en la relación entre la Iglesia católica y el resto de iglesias del mundo».

* * *



Clifton Kirkpatrick, presidente de la Alianza Mundial de Iglesias Reformadas

«Damos gracias a Dios por el impacto que ha tenido en nuestro tiempo el Papa Juan Pablo II como líder. Damos gracias por un ministro a quien, como sacerdote, obispo y jefe de la Iglesia católica romana, hemos visto llevar el testimonio del Evangelio al mundo contemporáneo».

* * *



Catholicos Aram I, moderador del comité central del Consejo Mundial de Iglesias

«Su Santidad el Papa Juan Pablo II seguirá siendo una figura excepcional en la historia moderna del cristianismo mundial. De hecho, su esfuerzo incansable para hacer del Evangelio de Cristo una realidad viva en la vida de las personas, su inflexible testimonio profético en hacer de los valores morales principios guías de las sociedades humanas, su firme compromiso por la causa de la unidad cristiana, su apertura a las demás religiones con una visión clara de vivir juntos como una comunidad reconciliada en medio de las diversidades, y su continua defensa de la justicia, los derechos humanos y la libertad le hacen una figura excepcional de grandes logros. Como moderado del comité central del Consejo Mundial de las Iglesias y como Catholicos armenio de Cilicia, tuve el privilegio de encontrarme con Su Santidad en diferentes ocasiones y pude atestiguar la fuerza de su fe, la profundidad de su sabiduría y la claridad de su visión».

* * *



John Neill, arzobispo de Dublín de la Iglesia de Irlanda

«Su visión para la curación de las divisiones del cristianismo se vivió en un momento difícil del camino ecuménico – cuando habíamos pasado la euforia de la amistad surgida del Vaticano II – y estaba en la etapa más difícil de mirar no sólo lo que une, sino de intentar entender algo más de lo que divide. A menudo fue la amistad y la calidez de Juan Pablo II lo que permitió las diferencias siguieran siendo diferencias entre hermanos y hermanas en Cristo – diferencias familiares».

* * *



Reverendo Dr. Keith Clements, secretario general de la Conferencia de Iglesias Europeas

«Para las Iglesias y los pueblos de Europa Juan Pablo II ha sido una figura de un significado especial. Como un hijo de Polonia, soportó en su propia vida mucho de la más trágica experiencia de Europa en el siglo XX, experiencia traída por la guerra y la opresión, primero bajo la ocupación nazi y luego bajo el totalitarismo comunista. Igualmente, bajo estas experiencias, encarnó el más fino espíritu de la Cristiandad europea al rechazar comprometer su fe o su humanidad».

«Como líder de la Iglesia católica romana en Polonia, hizo mucho para inspirar la causa de la libertad y los derechos humanos tanto en su país nativo como en los más lejanos países de Europa del Este. Es seguro su lugar en la historia de los cambios en Europa en el último cuarto del siglo XX. Además está su currículum, durante su largo pontificado, de defensor de la causa de una mayor unidad europea, la construcción de una ‘casa común europea' en la que tanto el este como el oeste comparten el cristianismo».