¿Salvarse al engendrar hijos?
Ángel Manuel Rodríguez

¿Qué quiso decir Pablo cuando escribió: "Pero la mujer se salvará siendo madre" (1 Tim. 2:15, NVI)?

Como suelo decir, algunos pasajes se prestan para diversas interpretaciones. En casos así tenemos que examinar el contexto inmediato, así como el contexto bíblico general, y ofrecer la que consideramos la mejor opción sin caer en el dogmatismo. Supongo que lo que a muchos les resulta perturbador es que este texto parece sugerir que la salvación no es por fe, y que revela una perspectiva restrictiva de las mujeres (por ej., que tienen que estar en casa criando hijos).
     1. Comentarios terminológicos: Notemos estos tres términos. El primero es el verbo "salvar" (en griego, sozo), usado en las epístolas pastorales (1, 2 Timoteo y Tito) para referirse a la salvación espiritual efectuada por Dios por medio de Jesús (por ej., en 1 Tim. 1:15; 2:4; 2 Tim. 1:9). Esta salvación siempre es recibida por fe. El segundo término es la preposición no traducida "por medio de" (en griego, dia). En algunos casos presenta el medio de salvación, como por ejemplo en 1 Corintios 15:2. El tercer término es "engendrar hijos" (es decir, ser madre; en griego teknogonia), que en su forma verbal incluye el dolor que es parte de ese proceso (1 Tim. 5:14).
     2. Diversas interpretaciones: Estas palabras son interpretadas de variadas formas. Para algunos, el verbo "salvar" significa "preservar/conservar", en el sentido de que la vida de la mujer será preservada durante el parto. Es difícil defender esta postura, ya que muchas mujeres cristianas han perdido la vida en el proceso.
     Otros introducen ideas que no se hallan en el texto. Se ha asociado el "engendrar hijos" con el nacimiento del Mesías. Las mujeres serán salvadas por medio del nacimiento del Niño prometido a Eva. Pero aunque esto es posible, va mucho más allá de lo que dice el texto en sí.
     Muchos se apegan a la lectura tradicional ("las mujeres se salvan siendo madres"), pero interpretan la preposición que indica el medio de maneras diversas. Una es que las mujeres se salvan "a pesar de engendrar con dolor a sus hijos" (es decir, el engendrar hijos es la circunstancia que acompaña a la salvación, no el medio), o que serán salvadas en virtud de cumplir su función de madres.
     3. Consideraciones contextuales: En 1 Timoteo 2:11-14, Pablo instruye a las mujeres en relación con las actitudes apropiadas en la iglesia. Estas experiencias de aprendizaje tenían que producirse sin divisiones y en sometimiento al maestro. Este consejo era necesario porque había falsos maestros que usaban a las mujeres para promover sus enseñanzas. Pablo quería que ellas aprendieran y actuaran independientemente de otros. El apóstol ilustra la situación usando la experiencia de Adán y Eva. Eva se separó de Adán para buscar el conocimiento; como resultado, cayó en pecado y se convirtió en un instrumento del enemigo. Pablo no quiere que suceda esto en la iglesia. Quiere que las mujeres experimenten la salvación y perseveren en ella.
     4. Interpretación sugerida: ¿Por qué se menciona el engendrar hijos, y a qué se refiere? En primer lugar, notemos que el sujeto es singular ("se salvará"). En el contexto, se refiere a Eva como representante de las mujeres de la iglesia. En segundo lugar, el engendrar hijos parece aludir a la experiencia de Eva después de la caída. El Señor le dijo: "Multiplicaré en gran manera los dolores en tus embarazos, con dolor darás a luz los hijos" (Gén. 3:16). Este era uno de los resultados de su caída. Parece ser también que había falsos maestros que estaban en contra del matrimonio y la procreación, y Pablo parece estar oponiéndose a ello (cf. 1 Tim. 4:3). En tercer lugar, si esta lectura es correcta, sería mejor que la preposición "por medio de" significara "a pesar de", al describir las circunstancias en las que se produce la salvación (cf. 1 Cor. 3:15). La mujer será salvada a pesar de que continúe experimentando dolor al engendrar hijos, lo que es un recordatorio de su pecado. La salvación no se alcanza por medio del acto de engendrar, como lo indica el uso del pasivo en el original ("será salva"), lo que implica que Dios es el que salva (el sujeto implícito de la acción). En cuarto lugar, la última parte del versículo dice que se salvará "si permanece en fe, amor y santificación, con modestia" (2:15b).
     La salvación requiere perseverancia, pero no necesariamente engendrar hijos. La memoria de nuestro estado caído no debería perturbar la certeza de la salvación, sino motivarnos a la fe, el amor y la santidad. (2 Peter 2:2)!