La Huida en Invierno o Sábado

 

Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en Sábado. Mt 24: 20 (RVA)
1. ¡Tuvieron que huir los cristianos en sábado o en invierno? En S. Mateo 24: 20 Jesús aconsejó a sus seguidores que oraran para que su huida de Jerusalén no ocurriera ni en sábado ni en invierno. Sus oraciones recibieron respuesta. Cestio Galo se retiró de Jerusalén en noviembre del año 66 DC, un mes cuando el clima no es generalmente duro en esa parte del mundo. Los cristianos, entonces, no tuvieron necesidad de huir en invierno.

La asombrosa retirada de Cestio Galo en noviembre del año 66 DC, cuando la victoria estaba a su alcance, proporcionó una inapreciable oportunidad de huir. Josefo informa que "muchos judíos notables" en ese momento "abandonaron la ciudad, como si fuera un barco a punto de zozobrar". (Ver Flavio Josefo, Guerras Judaicas, VI. III. 4).

Parece que los cristianos de origen judío dejaron Jerusalén en ese momento. Al trasladarse al norte, fundaron una colonia en Pella, al sudeste del mar de Galilea. Las palabras de Cristo traducidas por "huyan a los montes" en la Biblia de Jerusalén, puede traducirse adecuadamente por "escapen hacia las colinas" o "váyanse al campo". Pella está ubicada en el campo, en medio de colinas.

Los cristianos judíos obraron como Jesús les aconsejó porque confiaron en su profecía. Y no se sabe de ningún cristiano judío, ya sea madre, padre o hijo, que haya muerto en la terrible destrucción de Jerusalén.

La preocupación de Cristo por el sábado es aleccionadora. Nos indica que El sabía que el sábado seguiría en vigencia en el año 66 DC, más de treinta años después de .; su muerte. Jesús no puso a un lado los Diez Mandamientos. Dijo en el Sermón del Monte: "No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Sí, os lo aseguro: el cielo y la tierra pasarán antes que pase una i o un ápice de la Ley sin que todo suceda" (S. Mateo 5: 17, 18).