¿Cuál es la "Generación" de Mateo 24: 34?

 

¿Qué quiso decir Jesús cuando declaró: "No pasará esta generación"? Después de dar su breve lista de señales de su segunda venida, Jesús dijo: "Yo os aseguro que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán" (S. Mateo 24: 34, 35).
El Señor quería que su declaración fuera tomada en serio. Solo tres veces durante su ministerio se refirió a que los cielos y la tierra podrían pasar. En dos de ellas lo hizo para poner énfasis, por la vía del contraste, en la perdurabilidad de los Diez Mandamientos.

Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la ley. Lc. 16: 17

La tercera ocasión es ésta, de Mateo 24, cuando lo hizo para recalcar la estabilidad de su predicción relativa a "esta generación".
Son casi innumerables las interpretaciones que los comentaristas le han dado a esta expresión. Tal vez podríamos clasificarlas en dos grupos: 1) que una generación es un período, y 2) que una generación es una clase de gente.
Una generación como un período. En el primer grupo las palabras de Cristo de S. Mateo 24: 34 se entienden en el sentido de que el lapso que comenzaría con la aparición de las señales sería tan corto que la gente que las viera viviría realmente para ver a Jesús cuando regresara.

Del mismo modo una predicción que El hizo en S. Mateo 23: 36 y en la que emplea la expresión "esta generación" con relación a la caída de Jerusalén, se interpreta en el sentido de que el período que debía mediar entre esa predicción y su cumplimiento sería tan corto, que la gente que estaba viva cuando Jesús anunció ese fatídico acontecimiento viviría para pasar por él.

": Una generación como una clase de gente. Aunque parezca sorprendente, hay varios ejemplos en las Escrituras de que una generación es una clase de gente. Las Escrituras dicen: "Tal es la raza (generación, Reina-Valera) de los que le buscan" (Salmos 24: 6) y "la raza (generación, Reina-Va/era) de los hombres rectos" (Salmos 112: 2). Cada una de estas generaciones se refiere a una clase de gente buena. Por otra parte,
en S. Lucas 16: 8 Jesús hace la observación de que los pecadores son más "astutos" al tratar "con los de su generación", es decir, con los de su misma clase pecadora, que los santos. En otro lugar Jesús habla de una "generación malvada y adúltera"

Mateo 12: 39), de una "generación" que no se arrepentiría (S. Mateo 12: 41), y de una "generación" que no querría escucharlo (S. Mateo 12: 42).

Conclusión. De las dos interpretaciones, la segunda parece ser la más probable. Además, parece ser más razonable. Sólo transcurrieron 39 años entre la predicción de Cristo en el año 31 DC y la caída de Jerusalén en el año 70 DC; sin embargo, si tomamos en cuenta la elevada mortalidad que prevalecía en aquellos días, muy pocos adultos responsables que escucharon esta profecía deben de haber vivido lo suficiente como para ver su cumplimiento. Más difícil aún es ubicar a alguien que esté todavía vivo de entre aquellos que vieron las señales astronómicas de la segunda venida que ocurrieron durante los siglos XVIII y XIX. (Véase Apocalipsis 6 y 7.)

Es mejor decir que en S. Mateo 23: 36, y 24: 34 y 35 Jesús empleó la expresión "esta generación" para referirse a una clase de gente que resistiría y rechazaría su mensaje. No tiene sentido albergar la esperanza de que el mundo va a mejorar con el transcurso del tiempo, porque la mayor parte de la gente continuará siendo rebelde a Dios hasta la segunda venida de Jesús. Esta clase de gente rebelde persistiría hasta el fin. (Véase 2 Timoteo 3: 1-9; Apocalipsis 16: 9.)

Una definida posibilidad es que Jesús se haya referido al pueblo judío, de cuya raza o "generación" El mismo era miembro. Si esto es así, querría decir que la raza judía, por lo general inmutable en su actitud hacia El, continuaría en esa condición hasta el fin del tiempo a pesar de toda clase de desastres, incluso la caída de Jerusalén, los pogromos medievales y el holocausto nazi. La persistencia del pueblo judío como raza -o "generación"- distinta, es ciertamente uno de los fenómenos notables de la historia humana.