AZAZEL - 7ma. Parte

 

A estas evidencias que han sido comparadas con las de la Biblia, podemos agregar otro pasaje igualmente significativo, que confirma este enfoque reciente (Os 13:14), y en donde el uso del término Mót es también de valor. El texto hebreo dice literalmente: "¿Los libraré del poder del Seol? ¿Dónde está tu Peste (debe", oh Mót? ¿Dónde tu Contagio (queteb), oh Seol?" Los términos "peste" y "contagio," eran también nombres de demonios (cf.LXX: SI 91 :6= sed, "demonio").101 Los israelitas ya estaban cayendo bajo el poder de Mót, el dios de la muerte y de los mundos subterráneos, y Dios se pregunta si finalmente va a librarlos de aquel que tenía el imperio de la muerte (cf.Heb 2:14). Dada su persistencia en pecar y en rebelarse contra Dios, el único Ser que podía realmente librarlos de los demonios, el texto concluye en hebreo diciendo: "la compasión se esconde de mis ojos."

Pablo usará esta misma figura más tarde,1 02 pero la pondrá en un contexto positivo, para destacar la impotencia de la muerte frente al poder redentor de Dios. El sabía, en efecto, que en un contexto positivo semejante, la compasión de Dios no se escondería de su rostro como en lo pasado. Las preguntas acerca de la liberación divina, dejadas por aseas abiertas, en forma condicional, dependientes de la respuesta del pueblo de Dios, no tenían por qué ser negativas entonces como en el caso del apóstata Israel, que no prestó atención a esta última advertencia de aseas.

Es notable también que, como en Cnt 8:6, 'az(z) , "feroz," es usado también en los textos cananeos de Ugarit como un epíteto de Mót. Estos mismos elementos: 'aza(z) y mót, están contenidos, además, en el nombre teofórico bíblico 'azamót (LXX), y en el emplazamiento geográfico de bet 'azemavet (vocalizado 'azamó~, con el significado de "Mót es fiero (cruel)." Esto ha dado lugar a pensar que "los antiguos israelitas estaban familiarizados con el atributo de Mót como dios feroz."1 03
Así como 'azamót, "el dios de la muerte (Mót) es fiero," el término bíblico 'azazel, contiene igualmente dos elementos distintos: 'azaz, "fiero, feroz, cruel," y 'el, "dios." Al usar el término 'el y no Mót, los israelitas redujeron el rango de este dios cananeo, al de un demonio o ángel de la muerte.104 El deletreo de esta palabra en el texto masorético revela una metatesis deliberada de los escribas, como lo prueba el deletreo diferente del término en muchos otros documentos judíos antiguos,1 05 con el propósito de esconder "la verdadera naturaleza demoníaca de este ser sobrenatural."1 06

Así como el macho cabrío vivo por Azazel era expulsado de en medio de Israel hacia un desierto árido y deshabitado, los textos cuneiformes babilónicos describen también una expulsión de los demonios y de otros poderes sobrenaturales que causan la enfermedad, la destrucción y la muerte, a su lugar de origen: "el mundo subterráneo, fuente primaria de todo mal y desastre."1 07 El macho cabrío vivo encontraría, además, un paralelo interesante en el mashultuppu, "macho cabrío" babilónico. Por otro lado, así como el Nergal de la Epica de Gilgames, M6t y Azazel, según se sugiere, habrían sido concebidos como el sar seri, "el príncipe del escarpado." En síntesis, Azazel significaría "dios fiero," que es también "un epíteto de Mót que puede significar al mismo tiempo el lugar de su dominio, el bajo mundo mismo."1 08

Evaluación.

Estos aportes recientes que han buscado ser sintetizados aquí, e implementados con algunos comentarios adicionales, necesita ahora ser evaluado. El mérito que tienen estas dos últimas asociaciones es que no descuidan ni la evidencia interna de la Biblia, ni tampoco el contexto cultural del mundo antiguo. Esto puede apreciarse tanto en los análisis lingüísticos comparativos presentados, como en la temática general de la demonología del mundo antiguo y bíblico que se trae a colación. De esta forma, puede comprobarse que el lenguaje de Lv 16 y el del contexto demonológico bíblico, contienen -al menos en la forma,- un buen número de expresiones comunes del mundo antiguo.

Aunque el último aporte que liga los dos elementos: 'az(z) y 'el, como componentes del nombre Azazel, es muy reciente, no es del todo original.1 09 Lo que parece ser nuevo es la analogía que se hace entre estos dos radicales que forman el término Azazel, y los casos bíblicos y ugaríticos en donde el primer elemento 'az(z) , "fiero," ha sido unido también con Mót, el dios de la muerte. 110 Estas dos raíces bíblicas y extrabíblicas que componen el término 'azamót, ya sea que se encuentren usadas como nombre teofórico o como emplazamiento geográfico, son, pues, muy significativas. Por un lado, su mención en la Biblia prueba que los israelitas conocían las características del dios Mót cananeo, y por el otro, que la unión de la raíz 'az(z) con una divinidad, no era inhabitual.

La unión de 'azaz con 'el en el contexto del midebar, "desierto," y de la 'eres gezerah, "tierra árida," deja abiertas las puertas también para hacer una asociación temática de Azazel, no solamente con el dios de la muerte cananeo, Mat, sino también con varias divinidades o demonios del desierto descriptos con atributos semejantes.111 Todos estos conceptos e imágenes formaban parte de un patrimonio cultural y religioso del mundo antiguo, y es evidente que Israel no podía ignorarlos.112
Esto permite pensar que el término Azazel habría sido compuesto de esta manera con el propósito de sintetizar o representar en un solo símbolo o personaje, las diferentes ideas paganas que se atribuían a los dioses-demonios de los desiertos. Esto no quiere decir que en el culto hebreo, prácticas semejantes fuesen asociadas. En el Día de la Expiación no se tributa ningún honor a esos espíritus malhechores. Simplemente se presenta un rito de expulsión del pecado, y se contrastan con esta expulsión, los atributos nefastos concedidos a tales dioses, con los atributos de amor y gracia divinos que permanecen en medio del pueblo.

En resumen, en el ritual de Lv 15, Azazel es el nombre del ángel caído o príncipe de las tinieblas que se opone a Yahvé, 113 y cuyo componente filológico contiene semejanzas al término posterior Bé'el-zebul o Belial, como puede apreciarse en el judaísmo intertestamentario.114 De allí su designación como poder del mal en el libro de Enoc. Su relación con Satanás, como significando alguien que se opone o que trava la libre relación entre Yahvé y su pueblo, resulta, pues, obvia.115

Teniendo en cuenta todos estos hechos, será mejor no traducir la palabra, sino transcribirla, 116 como lo han hecho la mayoría de las traducciones. Esto es lo que se ha hecho también con la palabra Satanás (Batan), que significa "el adversario" (cf.2 Sm 19:23; 1 R 5:18; 11:14,23,25), o "el acusador" (SI 109:6), y que no se traduce tampoco. El intento posterior de traducción que hicieron los LXX del término Azazel, y los diferentes usos que le dio la literatura judía intertestamentaria, muestra que el nombre era muy antiguo.117 El sentido original estaba bastante olvidado y aun abandonado por muchos.